Destacados para Pymes

El grupo brasileño BRF compra Campo Austral .
LA NACION   (03/12/2015)

 

BRF, una de las mayores compañías de alimentos del mundo, firmó un documento vinculante para comprar -por la suma de US$ 85 millones- la totalidad de las acciones de la holandesa Eclipse Holding Coopratief UA, la controladora de Campo Austral, empresa que produce carne porcina y procesados de cerdo en la Argentina. El gigante brasileño, propietario de las marcas Sadia, Paty, Dánica, Perdigão, Qualy, Vieníssima, GoodMark, Delicia y Manty, pasará a ser el segundo operador de carne porcina en el país.

La operación incluye la compra del criadero de Campo Austral (más de 7500 madres) y genética porcina, y la adquisición del frigorífico Expork, ubicado en San Andrés de Giles, provincia de Buenos Aires, que actualmente faena y desposta 32.000 cerdos por mes, lo que equivale a 3000 toneladas de carne fresca para consumo interno y exportación.

Asimismo, incorporará la planta elaboradora que Campo Austral tiene en la localidad bonaerense de Pilar y que se dedica a la producción de toda la línea de jamones, fiambres y productos congelados a base de cerdo, como también su marca, que se ubica entre las cinco preferidas por los argentinos.

Según confirmó a LA NACION Alexandre Borges, CEO para el Cono Sur de BRF, se firmó un compromiso vinculante (las partes no se pueden retractar). Para que se concrete la compra hay que completar los trabajos de due dilligence (detalles específicos de la operación). Su expectativa es cerrar esta compra en el primer trimestre de 2016).

"Estamos decididos a crecer en la Argentina. Hoy no producíamos cerdos aquí, por lo que debíamos comprar la materia prima. Lo que queremos ahora es arrancar como productores de esta carne en el país, al igual que lo hacemos en Brasil, donde somos los mayores productores", comentó Borges.

Para el ejecutivo, hoy la producción de cerdos en la Argentina no alcanza, por lo que hay una gran oportunidad de cubrir el mercado doméstico con producción local. "Vamos a estar integrados en toda la cadena. Ojalá podamos también llegar a exportar cortes de esta carne, sobre todo al mercado asiático", se ilusionó Borges.

La compañía recordó en un comunicado que en los últimos dos años intensificó el proceso de expansión internacional mediante la adquisición de fábricas, marcas y distribuidores; la formación de asociaciones de riesgo compartido y la apertura de oficinas comerciales. En octubre pasado, le compró a Molinos Río de la Plata las marcas Vieníssima (salchichas), GoodMark (hamburguesas) y Manty y Delicia (untables) por US$ 43,5 millones.

Desde que está en la Argentina (2011), BRF ha invertido por más de US$ 400 millones, dinero que se empleó en comprar marcas, pero también para agregar tecnología de punta en sus fábricas y centros de producción. Según sus últimos resultados publicados, la empresa tuvo en el tercer trimestre de este año ingresos operativos por 8300 millones de reales (US$ 2147,5 millones), lo que significó un crecimiento de 14,4% respecto del ejercicio anterior. En tanto, en la Argentina factura más de US$ 500 millones.

El grupo brasileño también anunció la compra por US$ 360 millones de la totalidad de las acciones de la tailandesa Golden Foods Siam (GFS), el principal productor de carnes de ave en Tailandia, una de las mayores exportadoras de alimentos de esa nación y que opera en 15 países, incluyendo algunos europeos. También firmó un memorando de entendimiento de naturaleza vinculante para adquirir, por US$ 51,2 millones, Universal Meats, una distribuidora de alimentos en el Reino Unido especializada en abastecer el sector de comidas rápidas.

Borges dijo que existe una estrategia muy clara de internacionalización de BRF. "Nuestra operación en Tailandia se debe a que este país, al igual que Brasil, es el más grande exportador de pollos a Europa", explicó.

BRF, con unos 96.000 empleados y exportaciones a 120 países, tiene 35 unidades industriales en Brasil, seis en la Argentina -Llavallol y Baradero (Buenos Aires), San Jorge y Arroyo Seco (Santa Fe), Río Cuarto (Córdoba) y Villa Allende (San Luis)-, una en Reino Unido, una en Holanda y una en Emiratos Árabes, así como 35 centros de distribución en diferentes continentes. La empresa nació en 2009 mediante la fusión de Sadia y Perdigao, dos de las entonces mayores productoras de carne de pollo y de cerdo del principal socio del Mercosur.

BRF, un gigante que se expande
Opine sobre esta nota